FANDOM


Hana Ikari/Natalia Aurelio
イカリ·ハナ / アウレリウス·ナタリア
(Ikari Hana/Aureriusu Nataria)
Hana Ikari (Sketch)
Información
Debut Capítulo 4
Saga de Debut Kingdom Hearts: Dreams of Destruction
Usuario creador Garmagic
Doblador JP: Haruka Terui
EN: Heather Hogan
Tema de Música Pureza
Perfil
Edad 12 años
Familia Octavius (abuelo)
Romulus (padre)
Yuki (madre)
Mayela (hermana melliza)
Campanilla (Hada protectora)
Raza Humana
Bando El Grupo
Poder Latente "Telequinesia"
Arma Chakrams
Residencia Nunca Jamás

Hana Ikari (nombre de nacimiento Natalia Aurelius) es la hija de Romulus Aurelius, pero vive alejada del Eclipse Eterno junto a la Sombra de su madre, Yuki Ikari.

Biografía

Vida Temprana

Natalia nació como la hija de Romulus Aurelius y Yuki Ikari, junto a su hermana melliza, Mayela. Ésta no se llevaba bien con Natalia porque parecía ser la favorita de las dos, aunque Natalia era incapaz de darse cuenta de ésto.

Durante su infancia, mientras la familia de su padre sentaba los cimientos para el culto del Eclipse Eterno, Natlia, Mayela y su madre pasaron los siguientes siete años en la tierra natal de su tía Valeria, junto a sus primos Serena, Tiberius, Lionel y Maureen.

Siete años más tarde, todos se reunieron con el resto de su familia. Mayela intentó experimentar de forma imprudente con la oscuridad, lo cual resultó en un accidente que provocó una explosión. La hermana melliza de Natalia cayó en coma, lo cual resultó el punto de cólera de su madre, y sin previo aviso, Yuki cogió a Natalia y las dos huyeron del culto.

Las dos se escondieron en una isla flotante pero fueron localizadas por su tío Remus, el hermano gemelo de su padre. Incapaz de defender a su hija del sádico asesino, Yuki se convirtió en una Sombra a voluntad, sacrificando su humanidad pero obteniendo poder suficiente para repeler a su atacante, quien abandonó la lucha contando con que Yuki acabara con Natalia. Sin embargo, al ver a su hija, Yuki recuperó el contacto con su alma y sus recuerdos fueron reactivados, y aunque recuperó una forma similar a su apariencia humana, no fue capaz de volver a su cuerpo, manteniéndose como Sombra.

Natalia, debido al shock de la escena, perdió los recuerdos y lo olvidó todo, incluyendo hablar, leer y andar. Yuki aprovechó para proporcionarle una nueva vida dándole un nuevo nombre: Hana. Yuki recibió ayuda de las Hadas menores locales para educarla y hacerla fuerte usando Luz pura para evitar que ella tuviera que realizar pactos con Lumen. Hana aprendió a realizar pactos con las hadas y usar su poder en combate y se forjó sus propias herramientas para poder canalizar ese poder, e incluso utilizarlo para materializar unas alas y “planear”. Como efecto secundario, la atemporalidad de las hadas fue transferida a Hana, por lo que dejó de envejecer, tanto en cuerpo como en corazón. El hada con la que realizó el pacto se llamaba Campanilla.

Tras el gran cataclismo que puso fin a la Guerra de la Llave Espada, cuando Hana cumplió los doce años, la isla en la que vivía se convirtió en un mundo independiente.

Sueños de Destrucción

En construcción

Personalidad

Hana resulta ser bastante torpe, convirtiendo este atributo en un gag repetitivo hace que las cosas más inusuales sucedan, tales como activar un interruptor o abrir un pasadizo secreto. Esto hace que sus amigos afirmen que su torpeza es bendecida. También puede aparecer algo despistada, ya que le cuesta entender algunas cosas que son obvias para todos los demás. Sin embargo, Hana asume rápidamente la responsabilidad, y pone a todo el mundo por encima de sí misma.

Es valiente y rápida para hacer lo que cree que es correcto, pero carece de la seguridad necesaria en sí misma, y ​​puede necesitar tiempo para decidir cuál es la acción correcta, y al final acaba pidiendo a los demás que decidan en su lugar. Es por eso que es también muy dependiente de los demás, a veces entrando en pánico cuando tiene que hacer frente a una situación sola. Pero en contraste, sabe bien cómo trabajar en equipo.

Estilo de Combate

Hana carece de mucha fuerza física, pero sus poderes compensan esta falta. Si sólo se les pudiera comparar por poder puro, Hana puede ser considerada miembro más poderoso del grupo. Sin embargo, debido a su disgusto por herir a otros seres vivos, Hana nunca lucha usando sus poderes al máximo, conteniéndose en la mayoría de las ocasiones a menos que la situación lo requiera de manera desesperada.

Habiendo sido criada por hadas, Hana se ha especializado en usar ataques basados únicamente en luz, lo cual resulta irónico teniendo en cuenta que el resto de su familia usa la oscuridad para aumentar sus poderes. No es buena luchando cuerpo a cuerpo, así que ella suele quedarse a distancia como apoyo usando sus Chakrams. Para el combate, Hana carga sus armas de energía lumínica, se las lanza al enemigo y las controla telequineticamente hasta que se se quedan sin energía y las recupera.

Cuando necesita más poder, Hana realiza pactos con las Hadas a través de Campanilla para que le presten sus poderes, como telequinesia o levitación. A diferencia de Lumen, las hadas no piden nada a cambio, siempre que sus intenciones sean puras. Además, las hadas la mantienen joven y como una niña, pero si llegase a terminar con el pacto, Hana recuperaría su capacidad de envejecer.

Telequinesia

La Telequinesia (テレキネシス Terekineshisu) es el Poder Latente que le permite mover objetos con la mente. Como se ha mencionado antes, Hana lucha lanzando sus Chakrams hacia el enemigo y controlándolas desde la distancia, pero puede extender éste poder a otras cosas e incluso personas, aunque ella hace uso de éste poder más para jugar que para el combate. Normalmente, no sería capaz de mover objetos que superasen su propio peso, pero su pacto con las hadas le permite extender este poder hasta el punto de poder mover no sólo un objeto mayor que ella, sino varios objetos a la vez.

Curiosidades