FANDOM


Tiberio Aurelio
アウレリウス·ティベリウス
(Aureriusu Tiberiusu)
Marcus Aurelius
Información
Debut Capítulo 10
Saga de Debut Dreams of Destruction
Usuario creador Garmagic
Doblador JP: Hiro Shimono
EN: Johnny Yong Bosch
Tema de Música Mártir
Retorno
Perfil
Edad 17 años
Familia Kento (Vestigio)
Octavius (abuelo)
Nero (padre)
Valeria (madre)
Serena (hermana mayor)
Maureen (hermana menor)
"Another" (reencarnación)
Raza Humano
Bando Eclipse Eterno (antes)
El Grupo
Ocupación Pastor de la Oscuridad
Poder Latente "Rebote"
"Corrupción Voluntaria"
Arma Katana
Residencia Mundo Inexistente (antes)

Tiberius Aurelius (Tiber, para abreviar) es el segundo hijo de Tizanus Aurelius y un ex-miembro del Eclipse Eterno.

Biografía

Vida temprana

Tiberius nació como el segundo hijo de Nero Aurelius y Valeria Albane, dos años después de su hermana mayor, Serena. Cuando se llevó a cabo el evento conocido como "El Grito de las Tinieblas", el niño escuchó un grito de socorro en su corazón. Sin embargo, al tener menos de un año de edad, no fue capaz de entender lo que la voz le decía.

Siete años más tarde de su nacimiento, ya durante la Guerra de la Llave Espada, su abuelo comenzó a seguir las enseñanzas de la Dama Nocturna, lo cual llevó a la fundación del Eclipse Eterno, un culto dedicado a la Dama Nocturna. Su padre se fue a ayudar a sentar los cimientos para el culto mientras que él y Serena se quedaron en el archipiélago del que su madre procedía con ella y sus primos menores Mayela, Lionel y Natalia.

Poco después de su partida nació su hermana pequeña, Maureen, con quien no se llevó muy bien por culpa de sus simples celos infantiles. Al volver poco antes de la conclusión de la Guerra seis años más tarde, los tres hermanos fueron separados de su madre y comenzaron a iniciarse en el culto de la Dama Nocturna. Durante ese tiempo, Marcus se convirtió en el pupilo de su abuelo junto a "Another", otro pupilo. Tiberius ardía en deseos de reunirse con su padre, pero éste carecía de emoción alguna y evitaba cualquier tipo de contacto social, como si estuviese muerto por dentro.

Guerra de la Llave Espada

Según pasaba el tiempo, su hermana mayor y sus primos ya no podían prestarle atención por diversas razones y su madre había muerto, según las palabras de su abuelo, por lo que hundido en la soledad y harto de las lecciones de su abuelo sobre la Dama Nocturna y el fin de la tiranía de la Luz, Tiber se escapó del castillo con el objetivo de alejarse de su familia lo más posible, aunque no supiese dónde ir o esconderse. No tardó en darse cuenta demasiado tarde de que estaba siendo seguido por Maureen, pero no pudiendo dar la vuelta al castillo para devolverla, se la tuvo que llevar a regañadientes.

Durante su búsqueda, el enfado irracional que Tiber sentía hacia Maureen comenzó a desvanecerse gracias al tiempo que tuvieron solos para reconciliarse y vincularse. Eventualmente, Tiber y Maureen fueron salvados por un Samurai solitario llamado Saburo Ichimonji, quien a pesar de participar en la guerra, su objetivo no era ganar y conseguir la Espada-χ, sino detener la guerra para que nadie alcanzase un poder que ningún mortal debería poseer. Tiber y Maureen lo siguieron, y tras mostrar su empeño y admiración hacia sus ideales, fueron tomados bajo su tutela.

Durante los siguientes tres meses, las enseñanzas de Saburo cambiaron la forma de ver el mundo de Tiber. En poco tiempo pasó de ser un niño mimado a un chico desinteresado y maduro, además de un buen espadachín. Además, su relación con Maureen mejoró muchísimo y ahora dedicaba la mayoría de su tiempo a cuidar de ella.

Sin embargo, tres meses después, sucedió el Gran Cataclismo que fragmentó el reino en diversos mundos. Saburo, Tiber y Maureen consiguieron sobrevivir, pero al ver el resultado de la guerra y el fracaso de su cometido, Saburo se suicidó ejecutando un seppuku, para el horror de sus aprendices. Por lo tanto, Tiber tomó su Katana y juró a Maureen que él la protegería de todo peligro. Sin nada más que hacer, los dos hermanos enterraron al Samurai y fueron a los restos del campo de batalla en busca de supervivientes.

Entre los muchos guerreros que habían sucumbido a la oscuridad encontraron a una chica inconsciente que había sobrevivido a la explosión. Tiber optó por salvarla porque pensaba que si, como le enseñó su sensei, una mala acción podría desencadenar más malas acciones, una buena acción podría hacer lo opuesto, por lo que los dos decidieron sacarla de allí.

Sin embargo, se habían dado cuenta de que el reino entero se había fragmentado en diversos mundos, por lo que la única forma de salir de allí era mediante un corredor de las tinieblas, algo que sólo se podía hacer con la ayuda de la Dama Nocturna. Ésta, a cambio de permitirles dejar a la muchacha a salvo, tendrían que volver al castillo por voluntad propia. Tiber accedió y dejó a la chica a salvo en Villa Crepúsculo antes de volver al castillo.

Tras su regreso, "Another" volvió a presentarse ante él y le reveló su verdadera identidad: un viajero del tiempo que era no sólo su descendiente, sino también su reencarnación del futuro, pues compartían el mismo corazón. Le explicó que le había enviado su "yo" más futuro para reclutarle en una organización compuesta por trece versiones de sí mismo, con la intención de recrear la Espada-χ y provocar una segunda Guerra de la Llave Espada en su era. También le contó su historia y de las atrocidades que cometerá en su futuro para llegar hasta donde estaba. Tiberius se sintió disgustado con su descendiente y lo rechazó, considerándolo como una persona que sólo seguía un guión preestablecido en vez de perseguir sus propias ambiciones.

Durante los siguientes meses, Tiberius volvió a someterse a los estudios de su abuelo, aunque rechazara su filosofía abiertamente, irritándolo aposta. Por otra parte, comenzó a poner en práctica las enseñanzas de Saburo e intentó a ayudar a sus primos cuando descubrió lo que les había pasado. Lionel estaba en shock porque su madre había muerto a manos de su padre en un ataque de ira y Mayela estaba deprimida porque su madre y su hermana también habían sido asesinadas por deserción y su padre ya no era capaz de mirarla a los ojos. Con el tiempo, les ayudó a superar la pérdida y les mantuvo compañía, a la vez que hizo las paces con Serena dado que habían discutido antes de irse. Por supuesto también dedicó mucho tiempo a Maureen, estrechando cada vez más su relación.

Preparativos para la Voz

Meses más tarde, su abuelo proclamó a Tiber su heredero y siguiente Pastor de la Oscuridad, a pesar de sus quejas. También profetizó que la Dama Nocturna escogería a uno de sus nietos como su "Voz", y aquel que oyera su voz sería su nuevo receptáculo hasta que consiguiesen liberarlo de su confinamiento. Él y todos sus hermanos y primos se metieron juntos en una cámara de meditación hasta que la Dama les hablase a uno de ellos. Maureen fue la que oyó la voz de la Dama, pero Tiber dio la cara por ella y se autoproclamó la Voz de la Dama. Su abuelo ordenó a todos sus familiares y amigos que no volvieran a tener contacto con él, de modo que no tuviese ataduras con su anterior vida una vez llegara el momento.

Durante los siguientes tres años, Tiberius fue sometido a extremas pruebas de aislamiento y torturas psicológicas llevadas a cabo por Xitaki, con la intención de romper su fuerza de voluntad y que asumiera su destino como la Voz. Sabiendo que Xitaki podía leer la mente, Tiber fragmentó su corazón en dos, sellando su parte buena, la que quería a Maureen, y dejando expuesta la que odiaba a su familia y su filosofía. Aquello lo sumió en una leve locura e inestabilidad emocional y mental, alimentando su propio odio y haciéndole creer que ya nadie le quería. Su tío Romulus fue el único que sintió compasión por él. Durante ese tiempo descubrió que su padre en realidad estaba muerto, pero su cuerpo se mantenía vivo gracias a su Poder Latente y se había convertido en una marioneta para su abuelo.

En un momento de desesperación, Tiberius le pidió a Romulus que cuidase de Maureen y acabase con su sufrimiento. Aunque lo que quería decir era que lo matara, Romulus lo ayudó a escapar. Tiber fue encontrado por su madre, Valeria, en Villa Crepúsculo, por lo que ella lo escondió y fue a encontrar algo con lo que darle de comer. Tiber fue localizado por una lancera, y en su estado de locura la atacó, pero luego intervino su madre y la reconoció como Serena. Fue entonces cuando los miembros del culto le localizaron, por lo que Tiber huyó. A pesar de sus esfuerzos, acabó acorralado, así que no viendo ninguna escapatoria, Tiber sucumbió a la oscuridad por voluntad propia, y el fragmento de su corazón que expuso a Xitaki se convirtió en una Sombra, arruinando la profecía de Octavius en el proceso y salvando a Maureen de la misma. Sin embargo, sus tres años de tortura le habían forjado voluntad muy fuerte, por lo que su cuerpo se mantuvo con vida y se convirtió en su Vestigio, heredando la "parte buena" de su corazón que había suprimido.

Sueños de Destrucción

En Construcción

Personalidad

Tiberius puede ser descrito como una persona excesivamente desinteresada. Rechaza por completo la búsqueda del placer inmediato para preocuparse por el bienestar de los demás. Los valores que su sensei le transmitió le convirtieron en una persona mucho más madura que cualquiera de su edad, pero por su culpa ahora cree que uno ha de vivir por los demás y rechazar por completo los deseos del individuo. Su coraje y determinación también se acentuaron bastante en su carácter, queriendo luchar por el bien de las personas a las que quería. Esto fue demostrado cuando tomó el papel de la Voz de la Dama en lugar de Maureen, quien se sentía aterrada por ser la elegida.

Sin embargo, cuando fue sometido a torturas psicológicas y fragmentó su corazón, ocultando su parte buena y exponiendo su parte mala, Tiber fue sumido en una ligera inestabilidad mental, volviéndose paranoico ante cada situación en la que se sentía amenazado. Ésto le hizo olvidar por completo lo que se sentía al estar feliz y le hizo pensar que nadie en el mundo le importaba lo que le sucediera. Con el tiempo aprendió a aferrarse al dolor y convertirlo en su armadura. Ahora no tiene miedo a nada que no sea perder a sus seres queridos. Ni si quiera a la muerte, según sus propias palabras. Xitaki le mostró eso tantas veces que ya no valora su propia vida. Lo único que le impide morir es su deseo de proteger a su hermana menor de la profecía de Octavius, y aún así está dispuesto a morir por ella. Vive por los demás, y no por sí mismo, lo cual es la principal razón de la preocupación de las personas que le rodean.

Cuando sucumbió a la Oscuridad a voluntad, el fragmento de su corazón que expuso a Xitaki se convirtió en una Sombra, mientras que la otra parte de su corazón, que no fue tocada por su desesperación, fue heredada por su Vestigio.

Estilo de Combate

Su estilo de lucha se basa principalmente en la velocidad, ejecutando ataques débiles pero rápidos y repetidos, obligando a su adversario a defenderse solamente sin permitirle atacar. Gracias a su técnica, puede atacar a la vez que se mueve, abalanzándose hacia su adversario antes de que pueda reaccionar y atacarlo desde distintos flancos de forma seguida, haciendo casi imposible poder seguirle el ritmo. Cuando no está atacando, Tiber permanece en una pose de lucha que consiste en sostener su Katana a la altura de su hombro derecho con ambas manos y apuntando su hoja hacia el frente, permitiendo a la vez prepararse para el ataque y la defensa.

Además, su abuelo le enseñó las artes sónicas, las cuales no tienen muchas ventajas ofensivas pero sí le sirven para ganar ventaja táctica en el combate, como usando el sónar para analizar el terreno, ampliar su oído para detectar proyectiles que se dirijan directos hacia él, y utilizar ondas de sonido concentradas para aturdir a sus oponentes. También puede crear campos de silencio bloqueando el sonido a su alrededor.

Sin embargo, lo que Tiber gana en velocidad y táctica, lo pierde en poder y fuerza física. Sus tres años de cautiverio y falta de entrenamiento le han dejado muy por detrás que el resto de miembros de su familia, convirtiéndose seguramente en el más débil de todos.

Rebote

El Rebote (リバウンド Ribaundo) es un Poder Latente que desarrolló durante la Guerra que le permite hacer que cualquier objeto que lance vuelva hacia su mano como un bumerán. Para que ésto funcione tiene que haberlo tocado primero, dejando una especie de "rastro" en el objeto. Es una especie de telequinesia pero al ser tan limitada no requiere mucho poder y puede usarlo tantas veces como necesite, pero sólo con un objeto a la vez.

Éste Poder Latente le resulta muy útil ya que si un oponente le desarma, puede recuperar su espada en cuestión de segundos, o lanzarla y recuperarla inmediatamente después. Ésto, por supuesto, no funciona con objetos explosivos. Y si usa este poder con cosas que no puede sostener en una mano, será él quien sea atraído hacia ellos, pero también se puede sacar provecho de esto para maniobrar con mayor velocidad.

Corrupción Voluntaria

Las experiencias que ha pasado durante los últimos tres años y como efecto secundario de haber fracturado su propio corazón han hecho que desarrolle un Poder Latente secundario muy peligroso para él mismo. Para contrarrestar su debilidad, Tiberius se ve obligado a extraer poder de la oscuridad misma desprotegiendo su corazón de su alma, dejándolo expuesto a ésta pero aumentando sus capacidades físicas. Es básicamente lo mismo que realizar un pacto con la Dama, pero como ella le necesita en el mundo material, se niega a hacer tal cosa, por lo que tiene que hacerlo él solo. Este Poder Latente que ha desarrollado se llama Corrupción Voluntaria (自主的な腐敗 Jishu-Tekina Fuhai).

Cuando activa la Corrupción Voluntaria, su condición influye en su forma de luchar. Debido a que al rechazar la protección del alma sus emociones son alteradas a un grado más agresivo, Tiberius pierde elegancia y sus ataques se vuelven más violentos y fuertes, careciendo de precisión en ocasiones. Por lo general, no abusa demasiado de esta habilidad, y se asegura de que la cantidad de exposición sea lo más mínima posible para mantener su cordura y aumentar sus capacidades físicas lo suficiente.

Sin embargo, cuanto más desprotege su corazón, más afectados se vuelven sus emociones y su estilo de lucha pero mayor es su fuerza, y se puede ver cuando entra en el límite cuando comienza a surgir "humo negro" de su cuerpo. Ésto, naturalmente, resulta nocivo para su corazón ya que actúa en contra de la naturaleza humana, y sufre mucho cada vez que lo hace, pero su inquebrantable voluntad le ayuda a aguantar el dolor si es por otra persona.

Sincronización

La Sincronización (同期 Dōki) no es exactamente un Poder Latente, sino un "efecto secundario" que sólo puede activar cuando está luchando contra o junto a Another. Éste es su reencarnación del futuro, lo que significa que poseen el mismo corazón. Tiber puede sacar partido de ésto para leer los pensamientos de Another y saber cómo va a atacar en un futuro inmediato. Por supuesto, Another puede hacer lo mismo con Tiber, por lo que si los dos pueden saber lo que el otro va a hacer, es imposible que ninguno gane en un combate.

Curiosidades

  • El pelo de Tiberius era originalmente negro, pero el estrés provocado por las torturas psicológicas de Xitaki ha hecho que le salgan canas a pesar de su edad.
  • El aspecto de Tiberius está inspirado en una versión prototipo de Karya Matou, un personaje de Fate/Zero. Su historia también ha servido de base para la de Marcus.