FANDOM


Yui Ayanami
綾波·由衣
(Ayanami Yui)
Yui Ayanami
Información
Debut Capítulo 1
Saga de Debut Dreams of Destruction
Usuario creador Garmagic
Doblador JP: Ryoya Yuzuki
EN: Julie Ann Taylor
Tema de Música Voluntad
Melancolía
Apoteosis
Perfil
Edad 16 años
Familia Kento (padre)
Sakura (madre)
Raza Humana (Semilla del Origen)
Bando Caballeros del Alba (antes)
El Grupo
Ocupación Soldado (antes)
Poder Latente "Retroconocimiento"
"Creación"
"Resistencia a la Muerte"
"Videncia"
Arma Senda del Ocaso
Residencia Montañas Neblinosas (antes)
Villa Crepúsculo

Yui Ayanami es la manifestación consciente de la Semilla del Origen y una participante de la Guerra.

Biografía

Pre-Humana

Se desconocen los orígenes de la Semilla del Origen, pero se sabe que es lo que dio vida a los Seres Primordiales, Lumen y Umbra, y que fue usada por el primero para crear el Reino de la Luz y a los Seres Humanos tras vencer y encerrar a su hermana en el Reino de la Purificación del Corazón. Umbra, aprovechando que su hermano había bajado la guardia, ató la Semilla a uno de los corazones humanos, lo cual hizo que Lumen perdiese influencia y a ella ganarla un poco, provocando eventualmente la Guerra de la Llave Espada.

La Semilla acabó siendo heredada de padres a hijos durante generaciones, hasta que acabó heredada por Kento Ayanami. Cuando éste contrajo matrimonio con Sakura Ayanami, la hija que concibieron no recibió corazón propio, utilizando como reemplazo la Semilla del Origen. Gracias a ésto, la Semilla adquirió conciencia y voluntad propia, naciendo como Yui Ayanami.

Vida Temprana

Yui nació en un día conocido como "El Grito de las Tinieblas", cuando la Oscuridad germinó por primera vez como resultado de la ambición que la guerra generó. Esto fue debido a que la Semilla, habiendo adquirido conciencia propia por primera vez, "germinó", cediendo la entrada de la Oscuridad al mundo.

Como consecuencia de ser la Semilla, Yui fue dotada con el poder de la Videncia, que le permitía ver todo lo que acontecía alrededor de otras personas a través de sus corazones mientras dormía, e incluso comunicarse con ellos telepáticamente, pero eso anuló cualquier tipo de experiencia onírica, haciéndola incapaz de tener sueños de verdad. Sus padres le ayudaron a superar ese problema y enseñarle a controlar ese poder, aunque fuese para realizar travesuras.

Su aldea, localizada en las Montañas Neblinosas, fue atacada por Sombras cuando tenía nueve años. Ella y su padre consiguieron salvarse pero su madre murió asesinada al intentar protegerla de los atacantes, junto al resto de los habitantes de su aldea. Aquel evento cambió por completo a su padre, volviéndose más frío, por lo que buscando un objetivo en su vida, se unió a la legión de los Caballeros del Alba y se llevó a Yui con él, donde aprendió a manejar la Llave.

Guerra de la Llave Espada

Durante los siguientes dos años, Yui demostró un gran talento para el combate y fue reconocida por su tutora como uno de los mejores aprendices de la legión. Sin embargo, por razones que la joven no pudo llegar a comprender, su padre abandonó a los Caballeros y formó su propia legión con soldados que compartían sus ideales, y naturalmente se llevó a Yui con él. Pronto la legión de su padre se convirtió en una de las más influyentes y poderosas de la guerra.

Durante los siguientes dos años, Kento forzó a su hija a luchar en primera línea de fuego junto a él, pero debido a su negativa a matar a otro ser humano, su padre la encerró con un prisionero armado cada día durante un mes para que no tuviese más remedio que matar o morir. Pronto la joven aprendió a matar sin pestañear pero también desarrolló un sentimiento de odio hacia su padre, demostrándolo cuando empezó a dirigirse hacia él como "comandante" en vez de "padre". Desde entonces Yui participó en su campaña para obtener la Espada-χ y derrotar a la Dama Nocturna, una entidad que según su padre existía dentro de Lumen y que era la principal responsable de la existencia de la Oscuridad.

Durante la batalla final en lo que llegaría a ser la necrópolis de la Llave Espada, Yui y Kento consiguieron llegar a la localización de la Espada-χ y Kento retó a Lumen en un duelo, en el que ganó extrayendo poder de la Semilla y le arrebató la Espada-χ. Sin embargo, Yui permitió que su miedo se apoderara de ella y escapó, dejando a su padre luchar sólo contra sus oponentes. Cuando ya se mantuvo a salvo del horrendo campo de batalla, la Espada-χ se quebrantó, creando una reacción en cadena que fragmentó el reino en diversos mundos.

Yui no fue engullida por la oscuridad, pero era consciente de que la causa de tanta oscuridad fue por su culpa, por lo que se rindió y decidió dejarse morir, pero fue encontrada por dos hermanos, quienes la sacaron de ese mundo mediante un corredor de la oscuridad y la salvaron del cataclismo. Yui fue llevada a salvo en Villa Crepúsculo, donde fue abandonada por sus salvadores y encontrada por los residentes.

Eventualmente, la dueña del orfanato le ofreció un trabajo. Un niño llamado Taiki Yamashita se sentía incapaz de querer vivir en el orfanato, prefiriendo vivir en su antigua casa. El niño se le permitiría vivir allí si alguien cuidaba de él hasta que se hiciera mayor de edad, por lo que Yui recibió el trabajo. En un principio le costó romper el hielo con Taiki, pero al final fueron capaces de hacerse amigos. Durante los siguientes tres años, Yui fue por fin capaz de tener una vida normal. Se volvió muy popular en el pueblo cuando se convirtió en la campeona de los torneos de lucha.

Sueños de Destrucción

En construcción

Personalidad

Yui tiene una naturaleza fuerte y determinada, emparejada con su capacidad para pensar bajo presión, que le han dejado con el potencial definitivo de un día ser un gran líder. Mientras que no tiene ningún problema en recibir órdenes, tampoco tiene miedo de darlas. Cuando la situación le obliga a ser seria, puede serlo gravemente, un hecho que le hace arriesgar su propia seguridad para asegurar la victoria. En su mayoría, es una chica firme y directa, y fuertemente comprometida con lo que ella cree que es correcto.

Desafortunadamente, su emoción tiende a nublar su juicio y a veces actúa impulsivamente y precipitándose en la confrontación, obstaculizando sus habilidades del liderazgo y demostrando que mientras que ella puede llegar a ser un gran líder con el paso del tiempo, por el momento no está lo suficientemente preparada como para manejar la responsabilidad de liderar a los demás en la medida en que se necesita. Además, cuando está enfadada consigo misma, tiene el mal hábito de desahogarse enfureciéndose con los demás, y aunque es consiente de ello, es incapaz de evitarlo aunque lo intente.

Lo que más le disgusta es depender de los demás. No por un sentimiento de orgullo, sino porque cree que si se abre demasiado y los demás descubrieran su lado débil serían ellos los que no querrían depender de ella. No quiere hablar sobre sus horripilantes experiencias del pasado porque sabe que todos esos recuerdos volverían a afectarla y, como se ha mencionado, expondría sus debilidades a los demás. Así que, en resumen, cree que depender de otros la hace débil, así que esta filosofía le ha convertido en una persona muy trabajadora y en ocasiones perfeccionista.

A pesar de ésto, Yui también tiene un lado suave. Aunque a veces se muestre distante hacia otras personas, está completamente dispuesta a escucharles, ayudarles si están en problemas y a veces incluso a abrirse a ellos. En realidad es una persona amable y a veces simpática. Y aunque a veces enmascare este lado de sí misma con una actitud fría y distante, ha mostrado una personalidad dulce y alegre, aunque sólo sus amigos cercanos han visto esto.

Por desgracia, Las cicatrices que todos los sucesos de su vida han dejado en su corazón esconden un lado muy oscuro de ella misma. Al haber participado en la Guerra de la Llave Espada siendo tan sólo una niña, Yui fue forzada a aprender a reprimir sus emociones en el combate. Ésto le ha permitido ser capaz de ser capaz de matar sin dudarlo, pero aún así carga en su conciencia con las vidas que ha quitado durante el conflicto. Pero a pesar de eso, en los tres años que han pasado después del conflicto, ha conseguido olvidar parcialmente todo eso, enterrando todos esos sentimientos y desprendiéndose del dolor.

Estilo de Lucha

El estilo de lucha de Yui se centra en golpes fuertes y precisos para las tácticas ofensivas, al mismo tiempo de que se vale de su agilidad para las maniobras evasivas, aunque su punto débil sea la defensa. Sus ataques y artes pueden ser desde elegantes y llamativos a brutales y poderosos según requiera la situación, convirtiéndola en una luchadora muy imprevisible. También cabe añadir que Yui es zurda, por lo que lucha usando la mano izquierda, y que la mayoría de sus ataques están relacionados con el viento.

Yui aprendió de Amaya a combinar sus ataques físicos con magia. Puede desde usar ambos ataques en un solo combo o incluso usarlos a la vez en un solo golpe. Su capacidad de reaccionar con velocidad ante cada situación y de mantener la cabeza fría en combate combinados con su habilidad y talento natural para el combate hacen que Yui sea una de los guerreros más poderosos de su época.

Sin embargo, cuando deja que sus emociones la gobiernen o recuerda momentos de su pasado que tanto le ha costado olvidar, todo ese talento y habilidad se puede venir abajo y puede desde quedarse paralizada a ejecutar golpes sin pensar, estando muy expuesta en ambos casos. Pero es capaz de aprender a superar eso y aprender de sus errores, aunque a veces necesite ayuda externa.

Retroconocimiento

Yui puede aprender del pasado de un objeto o persona a través del contacto físico constante. Este Poder Latente, llamado Retroconocimiento (過去視, Kakoshi), le permite obtener información del pasado de su objetivo, pero no puede controlar qué información recibe con dicho poder y es muy aleatorio. Más de una vez ha descubierto un detalle vergonzoso que no quería saber por culpa de éste poder, pero también ha resultado ser muy útil en numerosas ocasiones. Es el único Poder Latente que recibe a través de su Lóbulo Psíquico. El resto de sus poderes los recibe desde la Semilla.

Poderes de la Semilla del Origen

Al ser la Semilla del Origen, Yui es una fuente de Luz y Oscuridad autosuficiente. Gracias a eso, su "núcleo" es completamente independiente de la fuerza vital de Lumen o de Umbra y puede autoabastecerse por sí sola sin realizar pactos. Gracias a eso, Yui puede usar esa Luz y Oscuridad que emana de su "núcleo" directamente al combate, pudiendo usarla tanto como necesite preocupándose solamente de su agotamiento físico. Sin embargo, para no levantar sospechas, no recurre a este poder y se vale de su propia fuerza en su lugar. También posee una amplia gama de Poderes Latentes que no provienen de su Lóbulo Psíquico:

Creación

A pesar de actuar como un corazón, la Semilla no puede tener una Llave ligada a ella, pero a pesar de eso, Yui posee una. La razón de ésto es que, aunque ella no lo sepa, en vez de invocar la misma Llave como lo hacen el resto de las personas, en realidad está creando una nueva con la misma apariencia que la anterior, y luego es destruida cuando deja de utilizarla, proceso que le provoca cierta sensación de fatiga.

La verdadera naturaleza de este Poder Latente, Creación (創造 Sōzō), es que puede asimilar el conocimiento de un objeto y volver a recrearlo siempre y cuando el original haya dejado de existir. Su Llave es en realidad la de su padre, el cual ya no puede invocarla debido a que es una Sombra. Puede extender este poder a cualquier tipo de arma que haya tocado y haya dejado de existir, pero también puede usar ese conocimiento para crear armas nuevas inspiradas en otras. Si pudiese recordar sus experiencias antes de convertirse en humana, Yui podría llevar este Poder Latente aún más lejos y recrear la Espada-χ de Lumen y el Devora Armas Primigenio de Umbra, ya que ambos usaron a la Semilla para forjarlas.

Resistencia a la Muerte

Antaño, la Semilla del Origen tuvo un cuerpo propio en forma de Árbol de Loto que fue eventualmente destruido, por lo que para que no perder este segundo cuerpo con tanta facilidad, ha desarrollado instintivamente un Poder Latente llamado Resistencia a la Muerte (死に対する抵抗 Shi ni Taisuru Teikō). Consiste en una capacidad que autorregenera cualquier herida que su cuerpo reciba, incluyendo la regeneración de extremidades perdidas en cuestión de horas. Incluso si su cuerpo muere, la Semilla usará todas sus funciones para cerrar la herida y volverá a funcionar perfectamente. En pocas palabras, gracias a este poder, el cuerpo de Yui no puede permanecer muerto por mucho tiempo, y es muy posible que también beneficie a su longevidad.

También puede extender éste poder hacia otros seres. Sin embargo, no puede llegar tan lejos como devolverlos a la vida, ya que cuando un humano normal muere, su Corazón procede a reencarnarse. Lo único que puede hacer es regenerar sus heridas mediante el contacto físico. Por supuesto, el uso excesivo de éste poder agota la Semilla, necesitando tiempo para recargarse.

Videncia

Otro Poder Latente que le posee al ser la Semilla es la Videncia (見る Miru), que le permite ver a través de todos los seres vivientes y comunicarse con ellos mientras duerme, aunque ésto le priva de cualquier experiencia onírica, siendo incapaz de tener sueños. Es por eso que en el fondo odia este poder, a pesar de las ventajas y conocimiento que puede proporcionarla.

Curiosidades

  • Yui ha sido el personaje que más le ha costado a Garmagic dibujar, habiendo pasado ya por más de cinco versiones.
  • El nombre y apellido de Yui son dos referencias a Neon Genesis Evangelion: